miércoles, 1 de febrero de 2017

No manches

Hoy los mosaicos
lagrimearon al sentir
como el trapo impertinente
les borraba
las huellas
de barro
que dejaron las suelas
de tus estúpidas zapatillas. 

1 comentario:

  1. Y era este, el último recuerdo,
    de tu paso por aquí.

    Saludos,

    J.

    ResponderEliminar