jueves, 26 de marzo de 2015

Humanidad

Esa lágrima que desprendes ahora, viajando está por tu mejilla, pero nació de la sal de mi par de espejos. Y ahí estaba condensada, esperando el anuncio de tu rebalsada tristeza.
Recorre tu rostro, humedeciendo a su paso las células que te definen organizadas causalmente, conforme a lo que hay en ellas de vidas pasadas; de años, siglos, genealogías, de luchas, búsquedas, uniones, gestaciones y partidas.
Desde siempre somos una gigante unidad. Uno y afuera lo otro (el mundo).
La lágrima llega al suelo, a regar esta tierra sedienta de apagar tanto infierno que engendramos, por la suma de plurales voluntades reunidas, se intoxica la savia que ramifica almas florecidas, y no queda más remedio que arrancarnos.
Más no quiero que este llanto sepa a culpa, si ayuda a drenar pureza hasta lo hondo. Hasta el centro donde se alimenta la esencia del conjunto deseo. Para sanar la herida múltiple, germinación sucesiva.
Derrama cuanto puedas, para dar impulso a este ciclo. Deja estigma que testifique tu arraigo a la vida, por lo que en ella hay de nosotros, quienes nada valemos si vos faltás.
Humanidad, tanta es la crueldad que te despoja, que siempre tanta es la gloria con la que te vestís, por contrapartida. 

3 comentarios:

  1. Una visión romantizada de la humanidad. De los genocidios, sometimientos, y crueldades impensadas de las que fuimos capaces y también de la belleza absoluta que podemos crear. Estas dos caras explican la complejidad de nuestra existencia: "Humanidad, tanta es la crueldad que te despoja, Que desde siempre tanta es la gloria con la que te vistes".
    Este poema es muy abarcativo, sin deja espacio incompleto, sentido, hermoso. Por momentos esperanzador, por otros desalentador... como la vida misma.
    Muy bien logrado Julia, me emociona. Me gustaría que publiques más seguido.
    Saludos cordiales.
    Gabriela Garrofé.

    ResponderEliminar
  2. Mi querida Amiga has escrito unas hermosas y sentidas palabras, sobre todo el dolor que existe constantemente en la humanidad, solo espero que un día todo esto termine y de esas millones de lagrimas vertidas nazca una humanidad mucho más amorosa y bella.
    Besos

    ResponderEliminar
  3. Si el mensaje es bueno, tu forma de expresarte es inmensamente magnifica, ¡te felicito¡

    Besos fuertes,

    tRamos

    ResponderEliminar